Banco ProCredit mantiene un alto nivel de consciencia con respecto al impacto de sus operaciones en el ambiente. La Institución tiene un enfoque para enfrentar los retos que plantea el cambio climático y, por ende, la protección del ambiente en sus operaciones y funcionamiento.

Como parte de su responsabilidad social corporativa, Grupo ProCredit considera que la protección del ambiente es primordial y por ello se esfuerza en contribuir a la reducción del calentamiento global de forma permanente y activa. En este sentido, su gestión ambiental contempla tres pilares fundamentales: sistema de gestión medioambiental interno, gestión del riesgo medioambiental del crédito y soluciones de “financiamiento verde”.